Juancho


PARAJE JUANCHO.

Juancho se encuentra a 14 km de la ciudad. A lo largo de este camino podrás disfrutar de la tranquilidad del campo, avifauna autóctona y ganadería tradicional, y las bellezas que ofrece estos campos tuyuseros. Llegando al Paraje encontrarás: 

- Estación de tren Juancho: Inaugurada en el año 1908 formaba parte de la red del Ferrocarril del Sud del ramal Guido – Vivoratá.

Fue una de las dos estaciones más cercanas a la playa junto con la de Macedo, hasta la habilitación del ramal a Pinamar en el año 1949.

Los turistas que venían principalmente al Balneario Ostende, bajaban en esta estación y eran llevados hasta la zona de dunas en carreta, por un precario camino cuyas condiciones de transitabilidad convertían el veraneo  de los pocos animosos en una verdadera aventura, por último se transbordaba a un pequeño trencito “Decauville” en la Estación Tokio hasta llegar a la playa.

La Ordenanza Municipal 857/96 declaró a la estación “Monumento Histórico y Patrimonio de la Cultura e Historia Madariaguense”.

 

- Mesa Giratoria: Es un dispositivo para girar las locomotoras, para que puedan retroceder en la dirección de donde vinieron. ​ Se instalaban en áreas donde por cuestiones económicas o falta de espacio es inviable la construcción de un desvío en triángulo para el cambio de dirección.

Esta es una de las tres que hay en todo el país.

 

 

 

- Boliche Juancho:Telúrico boliche testigo de la historia del Paraje desde hace mas de 100 años. Con la llegada del tren la población en las estancias fue creciendo y el boliche era un lugar de encuentro donde se tomaba la copa, se jugaba a la baraja y se desarrollaba la vida social del lugar. 

 

 

 

- Escuela Rural Nº 6 de Juancho Viejo

Por el camino que pasa frente a la estación de tren y termina en la Estancia Felicitas, se encuentra la Escuela Nº 6 “Remedios de Escalada”, allí funciona el Jardín de Infantes y la Escuela Primaria.

La escuela comenzó a funcionar en 1924 cuando Héctor Manuel Guerrero viendo la gran población escolar que había en el paraje ofrece un predio de su campo Charles para que funcionara. En 1943 se reabre la escuela en forma oficial y Guerrero cede sus instalaciones, una casilla de madera y chapa de cinc. En 1950 la sucesión José Guerrero dona el terreno donde funciona actualmente la escuela, quedando inaugurada el 18 de octubre de 1962.

Con los años la población rural fue emigrando a la ciudad y así fue como su matrícula mermó.