Circuito si las paredes hablaran


Viviendo el Centenario. 1907 - 2007. Circuito Turístico Histórico

En estos 100 años de vida, encontramos en la ciudad construcciones que nos remontan a los primeros años, construcciones que aún hoy están en pie y que son testimonio de la vida en aquella época. Hoy forman parte de nuestro patrimonio, y es necesario conocerlas para concientizar y sensibilizar a la comunidad acerca del valor que poseen, y de esta manera protegerlas.

La Dirección de Turismo de la Municipalidad de General Madariaga ha diseñado este circuito histórico denominado “Si las paredes hablaran...”, nombre aportado por Bocha Arancedo, quien a través de sus “Vivencias” nos permitió en esta oportunidad conocer parte de la historia de nuestra ciudad reflejada en las paredes que aún están en pie, y a las que pasamos a escuchar...

A partir de ahora te acompañamos para que juntos descubramos el patrimonio arquitectónico de General Madariaga, que heredamos de nuestros padres, abuelos y bisabuelos, diseñado

Introducción

Cuando este pueblo nació, tras el trazado de su planta urbana, suburbana y quintas, la mayor inquietud de Don Benjamín Zubiaurre fue instalar hornos de ladrillos, para que las casas que se edificaran en este noble material, más chapas, hierros y madera, fueran duraderas, confortables y casi inalterables al paso de los años. Y ya llegando a los 100 años esto se cumplirá, por supuesto en las que fueron cuidadas.

La mayoría de las primeras casas de material fueron construidas por Don Celestino Deluchi, Luis Gualla y Ricardo Cuevas.

Es difícil hacer exacta la historia de las casas porque ya no queda documentación de tantos años y porque la mayoría –salvo honrosas excepciones- han cambiado de dueños o habitantes o rubros de negocios o han sido modificadas, o incorporadas a otros; en fin, están tan cambiadas que son irreconocibles, por no mencionar las que fueron demolidas en una de sus partes o en su totalidad. Detalles de arquitectura de época fueron borrados como aberturas, puertas y ventanas que han sido reemplazadas para permitir el ingreso de mayor luz, hacer más fácil el acceso o simplemente por seguridad.

De todas formas, mirando para arriba la mayoría de las casas, cerca del techo, se conservan originales.

Las personas que han vivido en estas casas le han dejado detalles en su construcción, en sus jardines, patios, y lo más importante su nombre o su apellido, lo que ha hecho que cada casa no sea como otra casa. Cada una tiene su personalidad y ostenta en orgullo el título que le dio su dueño: la casa del Doctor Halliburton, la Casa Cosme, la esquina de Böhm, la chacra de las monjas, el Barrio del Hospital viejo, el almacén de Beriguistain, lo Cagigal, etc. Éste es un pueblo en recuerdos personalizados, y a sus habitantes así nos gusta.

Reseñas de las casas

  1. Casa de las hermanas Pérez (Calle Rimondi esq. Rivadavia)
    Casa de la flia. Perez

    Esta casa fue edificada en su época en la sección Quintas y luego el trazado del pueblo dividió a esta quinta en varias partes.

    Esta casa se conserva tal cual fue construida en 1910 y ha pertenecido a la familia desde entonces.

    Es una casa de mampostería, con techo de chapa, con su planta en forma de U. Posee una gran fachada, que mide 20 metros de largo, y tiene una puerta zaguán central y ventanas en sus laterales. Sobre la puerta central y las ventanas se aprecian dinteles curvos y en sus paredes columnas empotradas y almohadillado a modo de ornamentación. En la parte superior de la fachada se encuentra la fecha de construcción y la cornisa está coronada por balaustradas.

    La casa tiene un gran terreno con un amplio jardín en el que se destaca la enorme Santa Rita y una palmera, casi centenaria, típicas en las casas más antiguas. Fue construida con los mejores materiales de la época.

  2. Antigua fonda y bar Carballo (Av. Buenos Aires y calle 5, hoy Forrajería Katua)
    Antigua fonda y bar Carballo, hoy Katua

    Siempre fue una esquina importante a la entrada, y se lo conocía como “Lo Carballo”, y el barrio se denominaba Barrio Carballo. La manzana donde se encuentra quedó muy alta, producto de los trabajos de nivelación de la Calle Ancha que era el acceso obligado para tropillas y carruajes.

    El Sr. Carballo tenía un almacén surtido con anexo de bar, comidas rápidas, copas; pero fue sobre todo un lugar de reunión de forasteros y lugareños que entre cuentos, barajas y guitarras pasaban la tardecita acompañados.

    El edificio es original, tuvo años de esplendor, otros no tanto y hasta fue una tapera, pero allí sigue ahora comerciando como en sus orígenes artículos de campo.

  3. Casa de la Flia. Sagrario (Avenida Buenos Aires e Intendente Cabrera)
    Casa de la Flia. Sagrario

    Esta casa sobre la Av. Bs. As. -antes Calle Ancha- fue del primer rematador Don Arturo Etchegaray y luego perteneció a su cochero, el sr. Sagrario.

    La casa es obra del constructor Don Ricardo Cuevas. Aún se conserva la reja de entrada al patio, es de hierro trabajada de dos hojas. Las habitaciones daban a una galería interior, y ésta al patio. En el mismo se encuentra un aljibe, un molino y una palmera centenaria. La casa ocupa un extenso terreno, ya que antes era una chacra con varios potreros. Las tierras de la chacra se fueron vendiendo y loteando por lo que el predio es menor en la actualidad.

  4. Boliche Miguez (Rivadavia 1600, esq. El Tala)

    Es una edificación no muy antigua y de construcción precaria. El lugar fue famoso porque aquí funcionaba el boliche de Míguez, lugar de copas y encuentro de gente de dudosa fama. Era muy concurrido por gente de campo y de los barrios, llamados de las orillas. Había cada fin de semana guitarreros y músicos como así también payadores y casi siempre finalizaba la noche con la intervención policial. Marcó toda una época en la que los “chicos” venían por “chicas” al boliche de Miguez.

  5. Almacén de Zamorano (Rivadavia 1500, esq. Maistegui)
    Almacén de Zamorano

    Esta antigua construcción, muy simple y humilde, de ladrillos desnudos sin revoque resiste al paso del tiempo; sigue por la Rivadavia la casa de familia y por la calle Maistegui tiene acceso al patio de la casa.

    El edificio sigue en pie con su interior como si se hubiera detenido en el tiempo y en manos de Don Zamorano su propietario desde siempre.

  6. Escuela N° 1 (Martínez Ituño 227, esq. Sarmiento, hoy EEM N°1 e ISFD N° 59)
    Escuela N° 1 Martínez Ituño 227, esq. Sarmiento, hoy EEM N°1 e ISFD N° 59)

    Este edificio data de 1917 año en que la Dirección General de Escuelas resuelve construirlo para alojar a un grupo de alumnos y sus docentes que impartían la enseñanza en diferentes edificios o salones cedidos por privados para ese fin.

    Fue escuela primaria común o de “primeras letras” como se la conocía en esa época. En 1921 y 1952 funcionó la Escuela N° 1 y luego la Escuela Nacional Normal.

    La población recuerda con mucho cariño las escuelas que aquí funcionaron y sus pupitres de madera con patas de hierro.

    En el medio del patio estaba ubicado el molino de viento que proveía de agua al establecimiento. Está edificado (con boleto de origen) sobre terrenos de Flia. Madariaga Anchorena, que reservó esta manzana para la Iglesia, la comisaría (que hoy ya no está), un asilo de huérfanos (que tampoco está), la casa parroquial y otros servicios para la comunidad.

  7. Casa de la Flia. Vera (Maistegui 281, esq. Belgrano)
    Casa de la Flia. Vera

    “La casa de los Vera” también se la conoció como la “casa de las 48 horas”. Don Policarpo Vera adquirió este lote a Don Carlos Madariaga para edificar su casa. Él era comprador de caballos.

    Un día decidió casarse y convocó al constructor Don Ricardo Cuevas para que le construyera una casa de ladrillos en el medio del lote. Don Ricardo fue al encuentro, dio sus pareceres, acordaron el precio y dijo que volvería el mes entrante. “¿Cómo el mes entrante?, vociferó Don Policarpo, he apalabrado una mujer para matrimonio y eso será en dos días”.

    Don Ricardo trató de explicar pero Policarpo siguió en la urgencia y no era para contrariarlo: era hombre severo, de reacciones rápidas y se hacía respetar. Por lo que el constructor dijo muy tímido que lo intentaría. La casa fue entregada al tercer día a Don Policarpo y su señora.

    Y cómo habrá estado de bien construida que aún perdura con un dibujo en su parte superior. Sobre la calle Maistegui luego se construyó la parte de la casa que hoy se ve.

  8. Ex Hotel Pavón (Sarmiento 1135, esq. Uruguay, hoy Matilda y Concesionaria Sarmiento)
    Ex Hotel Pavón Ex Hotel Pavón

    Este céntrico hotel se extendía por la calle Uruguay y Sarmiento y tenía terrenos al fondo. Es una vieja construcción revocada que hoy luce casi genuina sobre todo en la parte superior de la fachada.

    La casa de familia conserva algunos pisos de baldosas originales como también el zaguán de entrada.

    El hotel tenía cuarto con varias camas como se usaba antes. También había salón bar y fonda o comedor. Las habitaciones estaban a un lado del zaguán, además de la casa de familia.

    Los parroquianos eran asiduos concurrentes a diario a la hora de las copas y barajas. Se llenaba en época de cosechas y la esquila; venían músicos de los pueblos vecinos y a la noche se armaban guitarreadas.

    Cuentan que en la mitad de la noche la gente gritaba: “A la moda de Labardén, métanle papas a la sartén”, y con ese dicho servían un cartucho de papas fritas de papel de diario.

  9. Librería de López y Talabartería De Bernardi (Sarmiento 1124 - 1134)
    Librería de López y Talabartería De Bernardi

    Estos edificios parecen una casa, pero en realidad son dos diferentes. Si se observa hacia arriba vemos dos fachadas totalmente distintas, una con pilastras y la otra ornamentada con figuras similares a abanicos.

    La Talabartería De Bernardi estuvo durante años en la construcción de la izquierda, con sus elementos a la vista y la gran mesa de madera de trabajo; bien a la luz estaba la máquina industrial de coser cuero y lonas, toda un novedad para la época.

    La Flia. De Bernardi se dedicaba a coser lonas para los carros, para tapar maquinarias y también tapizaban asientos para los carruajes, los carros y las breaks.

    La Librería de López lugar especial en la memoria de los habitantes de este pueblo, ocupaba el salón de la derecha -cuya fachada está ornamentada con formas similares a abanicos.

    Bien provista de útiles escolares que a los niños les gustaban tanto como los juguetes, la librería no cerraba al mediodía, pues a esa hora era la pasada de alumnos hacia y desde la Escuela N°1 y el Instituto San José.

    Para gloria de los chicos vendían toda clase de golosinas. Sus propietarios, el matrimonio Don Modesto López y Doña Sofía Dalton, tenían un trato muy especial para con los niños. Él era bien morocho, bajito, decían de origen correntino. Ella era alta, rubia, delgada, elegante y hermosa en el arreglo personal.

    Ambos trabajaron con los Anchorena, él de parquero y ella institutriz inglesa a cargo de los niños menores de la estancia.

    Allá se conocieron y se casaron, y sus patrones le regalaron el lote de terreno, como a otros tantos empleados, donde levantaron esta librería que atendieron hasta la muerte de él.

  10. Tienda Los Vascos (Avellaneda esq. Sarmiento, hoy Casa Giúdice)
    Tienda Los Vascos (Avellaneda esq. Sarmiento, hoy Casa Giúdice)

    Era una de las más importantes de Madariaga. Esta esquina fue comprada por Don Ángel Monteserín, quien puso la Tienda Los Vascos, en ella, además de los géneros se vendía ropas para todas las edades. Fue una tienda de nivel que vendía de todo y tenía gran cantidad de empleados y competía con otra muy importante que era la Casa Gómez, que ya no está. Esta tienda, luego de la muerte de Don Ángel, estuvo en manos de su hijo y luego se cerró.

    El edificio continúa genuino, tiene vidrieras con aluminio, pilastras enmarcando la entrada principal por la esquina y ornamentación en la parte superior de su fachada y detalles de construcción típicos de las casas de esa época. La puerta de entrada es original y los vidrios son biselados.

    El piso de las entradas al edificio es de mármol y en ellos se puede leer la inscripción “Los Vascos”.

  11. Cine Teatro Renacimiento (Avellaneda 171)

    Levantado por el constructor Don Ricardo Cuevas, fue la primera sala de teatro y cine del Pueblo.

    Lo edificó recordando los teatros españoles, sala grande central, rodeado por palcos altos y un hall de entrada. Acá no se conocían estas construcciones de palcos “colgados en el aire”, por lo que la prensa lanzó una campaña diciendo que no eran seguros. El demostró que no caerían llenando los palcos de ladrillos sueltos en montón, inició un juicio (que ganó) a los murmuradores e inauguró su teatro que bautizó “Renacimiento”.

    Cuando el Teatro entró en decadencia Don Ricardo que era un hombre muy de avanzada hizo un cine con bar, entonces se podía ver la película sentado como en una confitería. Don Ricardo Cuevas fue uno de los más grandes constructores de aquella época que tuvo el Pueblo.

  12. Sociedad Italiana de Socorros Mutuos Dante Alighieri (Avellaneda 150)
    Sociedad Italiana de Socorros Mutuos Dante Alighieri (Avellaneda 150)

    La Sociedad Italiana fue fundada en el año 1912 y en ese mismo año se compró el lote y se comenzó a edificar la sede social.

    Como la mayoría de sus miembros en Italia se habían dedicado a la construcción, ellos mismos pusieron sus manos a la obra, levantando paredes, fabricando desde los ladrillos a los baldosones, por lo que puede decirse que esta casa fue construida en forma comunitaria por todos los miembros de la colectividad italiana.

    Fue construido con todo el amor del que levanta su propia casa, con el esmero que da la nostalgia y la necesidad de la reunión con sus semejantes.

  13. Casa de la Flia. Cortés. (Avellaneda 143)
    Casa de la Flia. Cortés

    Fue siempre una casa de categoría tanto por su ubicación, frente al correo y al telégrafo, como por su esmerada construcción.

    Esta casa tiene en la entrada escalones de mármol, ya que el terreno fue más alto que el nivel de la calle. En su fachada tiene molduras y relieves, que terminan en dinteles trabajados.

    Fue durante años “Al Gran Bazar” un negocio conocido, aunque muchos otros rubros lo han ocupado.

    Perteneció al “Rengo” Aquilo que tenía negocio de relojería, también fue de la familia Rotondo y de la Flia. Teruggi.

  14. Confitería La Ideal (Avellaneda y Sarmiento, hoy Pato´s Pub)
    Confitería La Ideal (Avellaneda y Sarmiento, hoy Pato´s Pub)

    Esta casa data del año 1919, era una tienda de libaneses y después durante años fue una confitería conocida con el nombre “La Ideal”, un lugar de reunión, de tertulia y encuentro por su ubicación céntrica.

    El edificio ha sido modificado tanto en su fachada como en su interior; sólo se conservan sus características originales en la parte superior de la fachada, donde se pueden ver detalles de ornamentación y el año de construcción (1919).

  15. Casa de Do&ntntilde;a Fermina Cangiano (Avellaneda 240)
    Casa de Doña Fermina Cangiano (Avellaneda 240)

    Esta casa siempre será para el pueblo de Madariaga la casa de Doña Fermina. Fue construida por Don Pedro Urrutia que la habitó solo un año, y luego fue alquilada a Doña Fermina Cangiano quién vivió con su familia y se desempeño como partera con internación de pacientes. En la casa de Doña Fermina nacieron cientos de chicos de nuestro pueblo.

    Es del año 1908, su planta tiene forma de U, con aljibe en el medio y tenía un molino para el agua. Tiene una galería cerrada lo que la hacia muy confortable.

    Tuvo en su frente una modificación porque al bajar el nivel da la vereda para hacer el asfalto de la calle el terreno quedó un nivel más bajo y a la casa se le agregó un escalón en la puerta y dos escalones adentro.

  16. Almacén de Ramos Generales La Victoria (Avellaneda y Belgrano, hoy supermercado La Unión)

    El Sr. Darritchón compró este terreno el día del primer remate. Él tenía un almacén en el campo que lo vendió para venirse a vivir al pueblo y edificóoacute; toda esta esquina que ocupaba media cuadra por cada calle.

    Luego se lo vendió a Romero y después a Isaac Melón Gil. Era un almacén de ramos generales, con grandes ventanales angostos y altos y acceso importante sobre la ochava, en la parte de atrás del terreno tenía una construcción enorme de galpones de chapa.

    El almacén era muy importante con la carpintería interior de pinotea, con mostradores y estanterías, incluso tenían corralón de caballos porque hacían reparto en el campo.

    Las aberturas están enmarcadas por pilastras de mampostería con decoraciones de laureles y figuras geométricas de material. Sobre la parte superior de la fachada en la ochava aparece la fecha de construcción (1916).

    Fue una esquina muy importante porque estaba frente al Hotel La Loma, hoy Banco Nación.

  17. Casa El Gaucho (Avellaneda 255)

    Desde el año 1924 funciona este tradicional comercio de la ciudad. En ese año Don Silo Pedroche junto con Juan M. Molere y Carlos Corti inauguró este negocio en un local en la calle Avellaneda, muy cerca del actual y luego lo mudó al local actual.

    En este lugar eran típicas las ruedas de cuentos, en las que se reunían los gauchos de la época para contar sus vivencias.

    Este comercio de productos de talabartería, tienda y otros ramos ha sido desde sus comienzos hasta la fecha motivo de atracción de la gente de campo, de la ciudad y de numerosos turistas.

    Actualmente continúa en manos de la misma familia. Se destaca la “guacha” colgada en la puerta de entrada.

  18. Antigua casa de la Flia. Cottini (Belgrano 956)
    Antigua casa de la Flia. Cottini

    Esta casa es una de las primeras del pueblo y fue siempre muy conocida porque la habitó por años el dentista Juan Ángel Cottini. Allí ejercía su profesión y habitaba con su esposa Chicha y sus hijos. Es de construcción muy simple y sencilla, frente liso, puerta zaguán con puerta cancel, ventanas bien altas con pequeñas rejas. Le falta una parte en un lateral donde tenía una especie de galería que ha sido ocupada por el terreno. Luego se adaptó su frente abriendo otra puerta para el acceso al consultorio.

    El frente quedó un poco desproporcionado en cuanto a su altura porque ésta era una de las manzanas más altas del pueblo y al nivelar para hacer la calle bajaron la cota del terreno. Por esta razón se tuvieron que hacer los escalones para el acceso a la vivienda.

    Interiormente eran piezas corridas que daban a un corredor abierto en el que había muchas plantas con flores que cuidaba Doña Chicha.

    La casa indudablemente conoció mejores épocas, pero aún está de pie.

  19. Antigua casa Flia. Baradat – Sinescalco (Belgrano 855)
    Antigua casa Flia. Baradat – Sinescalco

    Esta casa que habitó la familia de Nicasio A. Sinescalco fue muy conocida porque durante varios años funcionó la Unión Telefónica. La comunicación era manual: la telefonista con auriculares conectaba las llamadas por medio de un tablero con casillas. En las horas claves era un continuo ir y venir de público por esta oficina para las comunicaciones locales y larga distancia.

  20. Sociedad Española de Socorros Mutuos (Avellaneda 331 - 333)
    Sociedad Española de Socorros Mutuos (Avellaneda 331 - 333)

    Esta construcción data de 1918 y pertenecía a Don Narciso Arce quien la donó a la S.E.S.M. En ese lugar también funcionó el Club El Progreso. El edificio fue uno de los más importantes de la época, y constituyó un exponente destacado del progreso edilicio.

    Posee en la parte superior de la fachada un león (originalmente eran dos pero uno fue donado al Club El León por Cornelio Aristegui). También se puede ver el escudo de España.

    En su interior aún se conservan los pisos y cielorrasos de pinotea, destacándose la reja del balcón exterior.

  21. Heladería Ariztegui (Avellaneda 368)

    Don Cornelio Ariztegui puso una librería llamada El León, que funcionó desde 1918 hasta 1921 en el edificio de la Sociedad Española de Socorros Mutuos (en frente). Cuando finalizó la construcción de la propiedad donde hoy está la heladería mudó la librería a ese local. En el año 1937 abrió el Bar Los Ángeles en el mismo local, que tenía una vidriera, y era muy concurrido sobre todo al mediodía porque la gente venía a tomar el cafecito y a jugar a la generala.

    En 1954, el hijo de Don Cornelio y su señora ponen la primera heladería de Madariaga, donde actualmente está el garage de la casa. Esta fue la primera heladería con local y los primeros helados artesanales de Madariaga. En 1978 cuando Don Cornelio cerró el Bar trasladaron la heladería al espacio que ocupa actualmente.

    Don Cornelio Ariztegui fue fundador y presidente del Club El León.

  22. Joyería y Recuerdería París (Avellaneda 372)

    Entre el año 1911 y 1915 nace en Madariaga “El Regulador” también conocido por sus clientes como Casa Montes, en honor de su propietario Don Ángel Montes, quien se dedicaba a la reparación de relojes. Este local estaba ubicado enfrente de la actual Joyería París. En el año 1925 el comercio cambió de propietarios y se lo trasladó a la vereda de enfrente, pasando a ser propiedad de Don Felipe Santiago Corral con el nombre de Joyería París.

    En esa época se trabajaba fundamentalmente relojería, joyería y platería. Se fundía la plata, se laminaba y después se hacían los trabajos: hebillas, rastras, bombillas, cuchillos, dedales, etc. También se vendían instrumentos musicales como guitarras, acordeón, verdulera.

    En el salón de ventas había dos fonógrafos que servían para entretener a los clientes mientras esperaban que les terminaran el trabajo encargado.

    Desde 1976, un hijo de Don Felipe, se hizo cargo del negocio manteniendo las características originales del salón, desde la mesa de trabajo, las vitrinas, el torno y la mesa laminadora.

  23. Antiguo Banco Provincia (Avellaneda y Mitre, hoy geriátrico)
    Antiguo Banco Provincia  (Avellaneda y Mitre, hoy geriátrico)

    Aquí funcionó el primer Banco Provincia y posteriormente el Hotel 9 de Julio de la Flia. Dragojevich.

    La ochava tiene en su parte superior la fecha de construcción (1915); y en la parte superior de la puerta de entrada a la casa de familia, sobre la calle Mitre, se encuentra el nombre del propietario original de esta vivienda, Don Narciso Arce.

  24. Pensión de los Vázquez (Avellaneda 449, hoy local Anna Stesia)
    Pensión de los Vázquez  (Avellaneda 449, hoy local Anna Stesia)

    La propiedad perteneció a Don Narciso Arce, sobre la puerta de acceso, de doble hoja, ubicada en el lateral izquierdo se conservan las iniciales “N. A.”

    Sufrió como casi todas las casas de esta loma tan alta el desnivel causado por la instalación del asfalto.

    Funcionó la pensión de los Vázquez que daban comida a domicilio, los chicos iban corriendo por la calle con la vianda para los bancarios, los maestros y los empleados de comercio.

  25. Sastrería Caride (Avellaneda 475, hoy Bar El Bizarro)

    En este lugar funcionó durante muchos años la Sastrería Caride, donde se confeccionaban los trajes y las prendas a medida y todo se hacía a mano.

  26. Zapatería de Montellone (Avellaneda esq. Saavedra)

    Zapatería Motellone

    Esta esquina era muy pintoresca, de Don Roque Abait, su terreno comprendía una cuarta manzana, en el costado había un alambre tejido y un portón y vendía pavos, pollos, corderos y gallinas vivos. Don Roque salía en la semana al campo con un carro con varios caballos y compraba toda la provisión, los sábados y domingos abría muy temprano para la venta.

    Hace aproximadamente 50 años lo compró Montellone y puso su zapatería. Acá se confeccionaban los calzados a medida y se hacían arreglos en general.

  27. Casilla de madera (Avellaneda 737)

    Casilla de Madera

    Esta casilla está construida en madera y fue traída por las familias pioneras desde General Lavalle, a principios de siglo XX. Las casillas que vinieron desde Gral. Lavalle a diferencia de nuestras ranchos que estaban sobre la tierra, como venían de una zona de terrenos muy anegadizos con cangrejales estaban sobre pilotes, hechas de madera de pinotea.

    En una similar por esta zona vivió el primer Intendente, Don Domingo Cabrera. En la “Calle Ancha” también había casillas de madera. Las mismas se armaban sobre un armazón y éste era levantado entre muchas personas, lo cargaban en la chata de un carro y las trasladaban armadas.

  28. La Comisaría (Irigoyen 528 casi Alberti)

    La Comisaría.jpg

    Edificio de 1935, fue remodelado en muchas oportunidades, es una casa de dos plantas con escalera de mármol que conduce al piso superior en la que vivía el comisario y su familia.

  29. Lo de Mucciarelli (Irigoyen y Alberti, hoy Helados Maiolo)

    29 - Lo de Mucciarelli

    En esta edificación funcionó la “Casa Mucciarelli” que vendía materiales para la construcción. Tiene paredes altas sin cornisas ni molduras ni balaustradas.

    Las vidrieras eran amplias para tener mejor visión y la entrada con ochava y por la esquina.

    Sobre la calle Irigoyen estaba el local comercial y un terreno para acopio de materiales y sobre la calle Alberti estaba la casa de familia.

    La gente recuerda a este vecino atendiendo personalmente el negocio y luego con sus hijos, que funcionó durante muchos años.

    Su construcción se mantiene casi igual, no así la casa de familia que ya no está.

  30. Casa de “Cholo” Velarde (Urrutia 326)

    Casa de Cholo Velarde

    Esta casa nació casi con el pueblo. Su propietaria, la Sra. María Elena Arrechea de Velarde quién vivió casi 100 años.

    La ubicación era casi privilegiada, frente a la plaza Madariaga. En su origen ha sido un sola casa grande y esto se puede ver en la parte superior de la fachada, donde se observan los detalles de decoración -como las pilastras que terminan en dibujos geométricos- que son iguales en las dos casas.

    La parte inferior de la fachada se nota modificada, pero en lo alto luce su fisonomía original.

  31. Casa Böhm (Sarmiento 800, esq. Irigoyen)

    Casa Böhm

    El dueño se llamaba Jorge Böhm, el primer fotógrafo de nacionalidad alemana.

    Se le reconoce a Don Jorge Böhm haber plasmado en fotos la historia de los primeros 60 años de Madariaga, y también a su hija Pupi que lo sucedió y continuó.

    Vino con su esposa Clara, y se instaló a vivir en esta casa.

    Tenía un estudio muy bien montado que luego compartió con su hija Pupi.

    Además puso en el frente del local venta de accesorios relacionados a la fotografía, pintura, papelería, librería y hasta golosinas.

    La entrada, con dos escalones de mármol en forma redondeada todavía está, como así también la puerta de acceso a la casa. El resto de la fachada ha tenido muchas modificaciones que le han cambiado su aspecto.

    Por la calle Irigoyen estaba el salón de arte donde había almohadones, flores, cortinados, biombos, sillones para retratar a la gente que llegaba.

  32. Casa de Gorki Cóccari (Irigoyen y Sarmiento, hoy supermercado La Cabaña)

    Casa de Gorki Coccari

    Fue construida por Luis Gualla. Es más baja que las primeras casas, sus revoques son muy trabajados, casi recargados. Aquí vivió la familia Cóccari, que tenían en el salón una ferretería y venta de materiales de construcción. Fue una casa de negocio próspera.

    Sobre la calle Irigoyen estaba la casa de familia, moderna y confortable en la que vivieron los ancianos hasta su muerte.

  33. Antigua casa de Paredi (Sarmiento 712, esquina Urrutia)

    33 - Antigua casa de los Paredi

    Esta casa se la conocía como “lo de Paredi”, fue edificada por la familia del Dr. Roberto Halliburton cuando el pueblo era muy nuevo. Cuentan los memoriosos que la gente del pueblo en sus paseos, pasaba por delante y el costado para admirar su estilo.

    Aquí vivió muchos años la familia Halliburton que estaba relacionada con los obrajes de leña y carbón de los Montes Grandes.

    Fue vendida en su momento y comprada por Don Pedro Paredi que la habitó con su familia y formó en los terrenos contiguos la agencia y talleres de automotores, que por muchos años representó.

  34. Casa de los Cemborain (Urrutia 694 esq. Sarmiento)

    34 - Casa de los Cemborain

    Esta casa edificada en la década del 30 fue mandada a construir por Don Inocencio Cemborain, igual que la que sigue por la calle Urrutia. Son construcciones totalmente diferentes a lo que se venía construyendo.

    Su familia tuvo una de las grandes carnicerías locales, en las que el propietario mataba su propia hacienda para la venta y la vendía en el mostrador y a domicilio, con una jardinera de carnicero.

    Al cerrar la galería que tenía el aljibe quedó en el medio del living comedor y ahí se conserva.

  35. Antigua casa Flia. Musso (Zubiaurre 45)

    35 - Antigua Casa Flia. Musso

    Es esta una t&iiacute;pica casa de la primera época de construcciones en la planta urbana, en su interior presenta los cuartos corridos y corredores.

    En esta casa habitaron Don Juan Sebastián Musso y su familia, luego vivió allí una hija de los dueños casada con Hugo Mondani, por lo que se la conoce, más cerca de nuestras épocas como “la casa de Mondani”.

  36. Antigua casa de la Flia. Taverna. Viejo Hotel Teruel. (Rivadavia 600 esq. Zubiaurre)

    36 - Antigua Casa Flia. Taverna, Ant. Hotel Teruel

    Esta casa está ubicada donde finalizaba la planta urbana. Está edificada en esquina con galerías abiertas al patio. Tenía un salón al frente con entrada y otra entrada con zaguán que comunicaba con varias habitaciones.

    Hubo aquí almacén, un despacho de bebidas, comedor y alojamiento. Durante muchos años fue ocupada por la familia Teruel. Se hizo más conocido por el bar, muy concurrido y popular al mediodía y noche por vecinos, reseros, gente de campo y gente de paso, que encontraban aquí un lugar para socializar. Un detalle importante y curioso: Don Teruel, que era español hacía fantásticas facturas de cerdo y todas las nochecitas servía en su bar como si fueran las tapas en su España natal, la copa para los parroquianos, pero con factura de cerdo caseras.

    Alrededor de 1956/57 la inundación que hubo en la zona dejó parte de su estructura bajo el agua, se dice que había un metro de agua y que llegaba hasta sus ventanas y que permaneció así hasta que cedió el agua. Aún se nota las marcas dejadas por el agua en sus paredes.

  37. Antigua casa de la Flia. Claveríe (Rivadavia 562, hoy Soguería El Tamarisco)

    37 - Antigua Casa Flia. Claveríe

    Era un gran terreno donde la familia de Julián Claveríe vivía y tenía espacio para sus carruajes ya que trabajaba con una tropa de carretas para carga tirada por caballos.

  38. Antigua casa de la Flia. Aranciaga (Moreno 639)

    38 - Antigua casa Flia. Aranciaga

    Esta casa fue una de las primeras edificadas y sigue todos los detalles de las casas de la época sobre la planta urbana, ubicada al borde del terreno, con zaguán y puerta cancel y ventanas a cada lado. Está distribuida en forma de U con galería y aljibe central, en terreno de 50 mts. Fue construida con ladrillos de barro y luego revocada.

    La edificó el Sr. Etchevest para su familia. Se la conoce por “la casa de los Aranciaga” porque ellos la alquilaron por más de 40 años.

  39. Casa de Cucco (Moreno 676 casi Urrutia)

    Es una casa de la tercera etapa de construcción, más baja de altura; posee fachada muy trabajada con formas geométricas. Fue casa de familia y al lado había un galpón. Esta casa fue habitada por la familia Cucco Giancardini.

    El frente de la casa fue tapiado, se entra y se sale de la casa por un lateral.

  40. Tienda Los Amigos (Avellaneda esq. Moreno)

    40 - Tienda Los Amigos

    Su primer propietario fue Don Pedro Moneta en 1915, y más tarde Velarde y Sierra. La construcción data de 1924 como se observa en su ochava. En la parte superior tiene una importante guarda a lo largo de toda la fachada.

    Fue un anexo del Hospedaje Central de Sierra y Velarde que construyó este edificio porque el hotel le quedó chico y terminó siendo luego un almacén. Luego lo vendió al Sr. Gasbarro, quien tuvo un almacén de ramos generales y luego a Don Saturnino Blanco, quien continuó con el rubro de almacén y ya para este entonces abarcaba una cuarta manzana (llegaba hasta la Panadería La Espiga de Oro).

  41. Casa Cosme (Avellaneda y Moreno)

    41 - Casa Cosme

    Alrededor del año 1910 Don Cosme Martino comenzó a edificar este edificio ocupando casi media cuadra por cada calle. Aquí vivió Don Cosme con Doña Isabel y su familia. La esquina de Cosme era un lugar de referencia en el pueblo.

    En el comercio “Casa Cosme” se vendía de todo, desde zapatillas, instrumentos musicales hasta agujas de coser. También papelería, peluquería, fotografía y bicicletas. Más tarde también fue librería y juguetería.

    Era un centro de reunión para los chicos del pueblo porque Don Cosme organizaba carreras de bicicletas y partidos de fútbol.

    Cuando salió el primer televisor lo instaló en la cocina que daba a la calle para que la gente al pasar se parara a mirar. Todas las tardes servía café con leche con galletitas para todos los chicos de la calle, por lo que también tuvo el título de “el abuelo del pueblo”.

    La construcción es muy sencilla y es una de las pocas que tiene la ochava redonda.

  42. Antigua librería de Etchepare (Moreno 925)<

    Don Ramón Etchepare era comisionista de comercio entre Madariaga y Buenos Aires; tarea que ejercía viajando ida y vuelta en el tren.

    Le compró a Don Narciso Arce esta casa, hermosa para la época, lugar privilegiado como eran todos los cercanos a la estación de ferrocarril.

    Alrededor de los años 30 puso una casa de lotería, cigarrería y revistas, que atendió hasta su muerte junto a Doña Juana, su esposa

    Sigue ahora en manos de la Flia. Guerra con negocio en el salón del frente y todavía la gente más grande lo llama “lo de Etchepare”.

  43. Taller negocio de Maneco Pasini (Moreno 943)

    En el año 1929 Don Héctor “Maneco” Pasini le compró a Don Ramón Boiz esta casa ubicada en la calle Moreno frente al Hotel de Sierra y Velarde. En ella vivió con su familia y puso una armería con venta y reparación de armas de fuego.

    Se arreglaban faroles, planchas, radios y otros artefactos; también había un espacio para las bicicletas. Don Héctor les preparaba las bicicletas a los hermanos Deluchi, a Marcaida, a Trianón, ciclistas que participaban en competencias en la zona.

    En el año 1938 la modificó y adaptó a su negocio haciendo un local al frente en el que aún luce un cartel que dice: Armería y Cuchillería “La Confianza”.

    Hoy sigue en manos de su hijo, sucesor que continúa con el mismo ramo de negocio.

  44. Casa de Don Pascual Parizzi (Moreno 955, al lado del Hotel London)

    Don Pascual y su hermano Pedro vinieron de la vecina Maipú el día del remate inaugural (8 de diciembre de 1907) a comprar terrenos para ubicarse aquí con un negocio de acuerdo a su actividad, herrería y carpintería de carruajes.

    Pascual compró este lote sobre la calle Moreno y su hermano el otro por el costado con salida directa a la Estación de Ferrocarril. Por el fondo los patios de los dos terrenos se unían. En el lote de la calle Dr. Carlos Madariaga puso el corralón, y el taller de carruajes en el lote de la calle Moreno, donde también hizo la casa de familia y unos salones a la calle para comercio.

    Este edificio es un modelo auténtico de lo que fue el estilo de construcción de la primera época, posee paredes muy altas, pilastras, frontis altísimo coronado de molduras.

    Después de la muerte de Don Pascual el negocio se cerró, pero su familia vivió aquí por muchos años más.

  45. Antiguo Hotel Central de Sierra y Velarde (Moreno 962, hoy Hospedaje Central)

    La firma Sierra y Velarde le compra a la viuda de Soubelet el hotel y fonda que trabajaron desde 1909 y que pasó a llamarse de Sierra y Velarde.

    Era en realidad una casa de pensión, casi siempre ocupada por hombres que llegaban a trabajar en el comercio, oficinas y empleos varios y que todavía no tenían su casa o su familia. Era famosa por la buena comida y el trato cordial.

    Las habitaciones eran grandes y había en cada una ocho camas con armarios donde, como se estilaba en la época, se acomodaban todos, aún siendo desconocidos. Recuerdan que almorzaban y cenaban en la fonda ochenta pensionistas que pagaban por mes.

    El terreno ocupaba casi media manzana y en ella estaban las cocheras, caballerizas y patios de usos diversos. Fue un hotel de renombre que marcó toda una época de progreso para la gente de trabajo.

    El hotel ahora y desde hace años está en manos de la Flia. Luna y sigue trabajando en la misma línea con alojamiento para gente de campo y un bar con despacho de bebidas.

    El interior está casi intacto, aún con algunos muebles de la época. El frente fue modificado varias veces pero conserva la altura, le quitaron las ventanas altas y molduras de la cornisa.

  46. Casa de la Flia. Magnoni (Moreno 1044, hoy sede de laU.C.R.)

    Casa construida por los años 20, posee una gran hall central al que desembocan todas las piezas.

    Fue construida por Don Juan Magnoni, de Gral. Lavalle. Vivieron durante muchos años hasta que se ausentaron del pueblo. En sus comienzos tenían una tropa de carretas que llevaban carga desde Lavalle a Mar del Plata pasando por este pueblo.

  47. Antigua panadería de Vieytes y Eyras (Moreno 1099, esq. Av. San Martín)

    La panadería de Vieytes y Eyras ocupaba media manzana con su terreno para la cuadra de caballos, la panadería, los salones y la casa de familia. Es una de las más antiguas del pueblo.

    Fue la primer panadería con maquinarias, llamada La Delicia por muchos años. En la parte superior, sobre la esquina tiene la fecha de construcción: 1908.

    Sufrió algunas modificaciones. Tiene doble ladrillos en su construcción y los mismos est&aaaacute;n montados en barro. Las paredes son de 40 cm. de ancho.

    La edificaron Don Manuel Vieytes y Don José Eyras para sus familias y su trabajo. Sobre la calle Moreno eran grandes dormitorios y salas como para albergar a Doña Rosa Vieytes con sus 8 hijos y a Doña Francisca Eyras con sus 12 hijos.

    Por el año 1920, al fallecer Don José Eyras la viuda y sus hijos pasaron a vivir a otra casa y en ésta por muchos años más vivieron los Vieytes.

    Todavía se la conoce como panadería de Vieytes y Eyras.

  48. Antigua casa de la Flia. Ricci (Belgrano 1128)

    Típica casa de época, perteneció a Don Juan Ricci y su familia, luego a Don Isaac Melón Gil y sigue en manos de sus descendientes en la actualidad.

  49. Casa de la Familia Dragojevich (Av. San Martín 433)

    Esta casona ocupaba en sus orígenes media manzana sobre Av. San Martín.

    Fue edificada por Don Antonio Urrutia, en los años 20 y en ella vivió él y su familia por muchos años. Quedó en manos de sus hijos, algunos de los cuales edificaron en los terrenos del frente. Dando a la calle tenía un alto cerco vivo y alambre tejido. En su interior había patios, arboledas, frutales, gallineros, galpones y el típico aljibe.

    Después de los Urrutia pasó a manos del Dr. Carlos Macías que puso por algunos años una clínica, y de él a los Dragojevich que tuvieron pensión.

    Se mantiene genuina en toda su edificación y la puerta del zaguán y puerta cancel son originales. En la parte superior se observa el año de construcción: 1918.

  50. Casa de la Flia. Olivencia (Saavedra 1000, esq. Dr. Carlos Madariaga)

    Esta esquina, hoy muy céntrica era muy alejada hace algunos años.

    Esta casa ha sido bastante remodelada, también es una casa de época que nunca fue revocada, pero que con ese bolseado se ha conservado muy bien.

    Había un almacén llamado “Los Laureles” de la Familia Olivencia. La gente venía a comprar porque vendían por cucharadas de las bolsas y de unos armarios que había contra las paredes, fideos a cucharadas por kilo, el azúcar, la harina y demás. También vendían en local miel de su propia cosecha.

  51. Antigua Casa de Narciso Arce (Dr. Carlos Madariaga 465, hoy Escuela de Arte)

    51 - Antigua Casa Narciso Arce, hoy Escuela de Arte

    Fue construida en 1915 y como todas sus construcciones tiene grabado el nombre completo del propietario “Narciso Arce”, y en el portón del costado están también sus iniciales. En el frente se han perdido las balaustradas, pero en los laterales están todavía.

    Vivió la Flia. Campo. Fue donada por la familia hace muchos años a la Colectividad Española, y allí funciona la Escuela de Arte.

  52. Lo de Althabe (Dr. Carlos Madariaga 356)

    52 - Lo de Althabe

    Esta casa que por una larga vida habitaron Doña María Telechea y Don Salvador Athabe, había sido antes de Don Antonio Mondani que vivió con su familia hasta que se ausentaron de Madariaga y pasó a manos de la familia Althabe.

    Está edificada en U con su galería a la que daban todos los dormitorios. Tiene cocina en un extremo de la U y en el otro extremo el baño, ya incorporado. En la parte del frente hay una espaciosa sala y gran comedor. En el medio tiene también un aljibe y en los fondos, hace muchísimos años, en esta casa y en la de al lado, habían dos molinos de viento.

    En la parte superior tenía un adorno de yeso con la fecha de construcción original; que fue cambiado por el año en que se hicieron las refacciones (1983)

  53. Casa de Don Amadeo Goñi (Dr. Carlos Madariaga 236)

    53 - Casa de Don Amadeo Goni

    Esta casa perteneció a Don Amadeo Goñi y a Doña Idea Donofrio, su esposa (su padre la llamó así por la buena “idea” que había tenido al venirse a vivir a la Argentina).

    Está edificada sobre un gran lote de 50 mts. de fondo por 20 mts. de frente, incluyendo la entrada del portón directo al patio por un lateral.

    La casa está construida en forma de U con sala y comedor al frente. Las habitaciones dan a un corredor terminado en cenefas de flor de lis. En un extremo está la cocina.

    La casa se mantiene con sus pisos de mosaicos, cielorrasos de pinotea, conservando su puerta cancel con vidrios biselados.

    Si se observa su fachada se admira su arquitectura en detalle: las pilastras, la cornisa, los rebordes.

    En esa cuadra, por muchos años había sólo dos casas: la de Doña Micaela y Francisca Urrutia (ahora la mitad demolida, donde est&aaacute; Telpin) y la de los Goñi.

  54. Casa de Monteserín (Dr. Carlos Madariaga 226)

    54 - Casa de Monteserin

    Fue edificada por Don Ángel Monteserín para vivienda con su familia: su esposa, su hijo Lito y su hija Luisa.

    Fue una casa de avanzada y muy admirada en su época, su terreno era grande, ocupaba toda la esquina y por la calle Sarmiento hasta la casa de Gualla en frente, en la esquina de Sarmiento y Avellaneda, estaba ubicada la gran tienda “Los Vascos”, de su propiedad (donde ahora está Giudice). Esta familia ocupó ambas hasta su muerte y luego ha pasado por otras manos.

  55. Casa de Don Ramón Rivarola (Dr. Carlos Madariaga 249)

    “Lo Rivarola” tenía al frente dos salones para comercio y por el lateral y atrás estaba la casa de familia, que daba toda a un gran hall cerrado. Tiene todavía gran terreno de fondo.

    Don Ramón tenía aquí sus oficinas. Él era representante de diversas firmas de la Capital Federal, principalmente antisárnicos y químicos importados de casas extranjeras. También era intermediario de trámites y representante de una compañía de seguros entre otras tantas actividades. Esta oficina era muy concurrida por amigos, público y clientes.

  56. Casa de la Flia. Climenti (Dr. Carlos Madariaga 99 esq. Moreno)

    56 - Casa de la Flia. Climenti

    Esta casa, similar a las construcciones de la época, ocupaba media manzana entre salones comerciales, la casa de familia y terrenos.

    Fue de Don Manuel Pérez Silveira que se la vendió a la familia Climenti, que la habitó por más de cincuenta años. Allí funcionó una gran ferretería, un taller y una agencia de autos.

  57. Casa de Patricio Santos, hoy Flia. Mircovich (Moreno 1163)

    57 - Antigua casa Patricio Santos

    Esta casa en la calle Moreno fue de Don Patricio Santos, que vivió allí por años con su familia; luego tras otros muchos años en manos de su hijo, se vendió a Adrián Mircovich.

    Es una casa más chica en su frente, es un rectángulo con puerta zaguán y una ventana, porque Don Patricio construyó la mitad, pensando hacer la otra mitad algún día, y la final quedó así. Luego fue comprada por el actual propietario que le agregó la parte nueva. Obsérvese en su puerta el detalle del llamador o aldahaba.

  58. Casa de la Flia. Latuf (Uruguay 47)

    58 - Casa Flia Latuf

    Es una casa típica de la primera época de construcción en el pueblo, construida en forma de U con patio al medio.

    En la parte superior, sobre la entraba del zaguán tiene las iniciales J.L. 1927 pero no se conoce el año de construcción, la fecha que figura en la fachada puede ser la del año de remodelación, porque se estima que es anterior a ese año.

    La fachada original era simétrica, ya que del lado derecho falta todo un cuerpo del edificio, idéntico al del otro lado, con otras dos ventanas; que fue demolido para la construcción de otra casa. Quedó el frente con medio metro más de pared, pues al bajar la calle su zócalo quedó más alto y hubo que agregar dos escalones.

    Fue habitada por Don Jorge Latuf y su familia cuando se instaló en este pueblo proveniente de El Líbano para dedicarse a la compra de frutos del país y venta ambulante de mercaderías.

  59. Casa de la Flia. Gómez. (Martínez Guerrero entre Lavalle y El Tala)

    59 - Casa Flia. Gomez

    Esta casa fue construida por la familia Garcia Urruty en el año 1915, y desde el año 2005 pertenece a la Municipalidad.

    Como la mayoría de las primeras casas que se construyeron posee ventanas altas equidistantes, planta en forma de U con habitaciones conectadas entre si que dan a una galería y ésta a un patio central. Los techos, pisos y carpintería son de pinotea.

    Fue una casa de categoría que se conserva genuina, y aquí funcionará el Museo del Tuyú de característica histórico regional.

  60. Rancho de Doña Pastora (25 de Mayo 244)

    Este rancho tiene muchos años y fue siempre de la familia Saganía, Doña Pastora contaba que fue levantado por su familia cuando en la manzana no había otra casa.

    Según me contó se pudo mantener en pie porque ella, aún cuando se quedó sola, cada año lo embarraba y encalaba lo que hizo que sus paredes no se desmoronaran.

    Es rancho típico de la zona, dos piezas corridas, una cocina y una pieza, techo de chapa a dos aguas, y para preservarlo de los temporales, techo con buena caída de agua y bajo para no ofrecer resistencia al viento. Sin ventanas, con puertas encontradas y opuestas como era costumbre, por lo general en terrenos fiscales se ubicaban varios.

    Este rancho que Doña Pastora llamaba “mi rancho” y que mostraba con orgullo, es una fiel referencia de lo que fueron los ranchos de adobe y chapa, que ellos mismos levantaban con poco gasto y apoyados en una buena cumbrera.

    De estas casitas había cientos, poblaron nuestro pueblo con gente de trabajo y se mantuvieron hasta los años 1950 en que fueron casi prohibidos.

Agradecimientos

A María Rosa Arancedo (Bocha) por su aporte de las reseñas de cada una de las casas.

A los alumnos de la EEM N° 1 año 2004 y profesor Gustavo Dos Santos, autores del relevamiento fotográfico “Las Casas de la Memoria”.


Descargar folleto